¿Cuándo cambiar el líquido de frenos del coche?

El líquido de frenos es vital en el funcionamiento de los coches. Esta sustancia tiene el propósito de activar el sistema de frenos en cuanto el conductor pisa el pedal del freno. Dada su importancia, aquí te explicamos cuándo cambiar el líquido de frenos del coche.

¿Por qué se debe cambiar el líquido de frenos del coche?

El líquido de frenos permite que los elementos que conforman el sistema se desplacen y garanticen el frenado oportuno del vehículo. A continuación, mencionamos algunos inconvenientes que se presentan por no cambiar el líquido de frenos:

  • La condensación es un peligro latente en el sistema de frenado, debido a que puede generar la aparición de óxido en las piezas metálicas y tuberías.
  • No cambiar el líquido oportunamente provoca dificultad para abrir y cerrar correctamente las válvulas.

En definitiva, los aspectos que se han enumerado constituyen un grave peligro al momento de efectuar una frenada de emergencia. Los fabricantes recomiendan cambiar cada dos años el líquido de frenos. Para reponerlo es necesario tener en cuenta el nivel del depósito. Si está entre el máximo y el mínimo no habrá inconveniente, solo es necesario tener precaución para evitar que se derrame el líquido corrosivo.

En cambio, si el nivel está bajo es probable que exista una pérdida del líquido, si es así es pudo haber entrado aire y, en tal caso, primero se deben purgar los frenos. Esto evitará la presencia de burbujas de aire que impidan el frenado.

Consecuencias de que el motor del coche se quede sin aceite

El aceite del motor es vital para la lubricación y limpieza de impurezas del motor. Además, el aceite evita el desgaste excesivo de las piezas del motor y que aumente la temperatura. Por su función tan importante, aquí te explicamos las consecuencias de que el motor del coche se quede sin aceite. Leer más

Correa de distribución, ¿Cuándo cambiarla?

Uno de los elementos vitales para el funcionamiento del motor de los vehículos es la correa de distribución. Una avería podría perjudicar la vida útil de tu vehículo. Por ello, aquí te explicamos cómo detectar síntomas y fallas en el desempeño de la correa de distribución.

¿Cómo detectar averías en la correa de distribución?

La correa de distribución no está ubicada a simple vista, por ello es necesario que estés muy pendiente. Si está rota, puede ocasionar que el motor sufra desperfectos hasta dejar de funcionar. Por lo general, el principal inconveniente con la correa de distribución se debe a su rotura, causada por desgaste o tiempo de uso.

  • La correa de distribución, por lo general, no da síntomas de mal funcionamiento
  • En caso de destensarse o tener holguras es que genera ruido
  • Algunas veces el ruido se produce por la rotura del tensor de la correa de distribución

Debido a que no conlleva ningún tipo de mantenimiento, recomendamos revisar frecuentemente si está agrietada o los dientes tienen desgaste. Para hacerlo es necesario retirar la tapa de la correa de distribución. Ante alguno de estos síntomas lo recomendable es cambiarla.

Si la correa de distribución se rompe durante la marcha otros elementos del motor como válvulas y pistones perderán el sincronismo y empezarán a rozarse generando ruidos muy fuertes. Se trata de una avería grave, de inmediato el motor se detendrá.

En caso de haber sido mal colocada la correa de distribución el coche no arrancará. Esto lo indicará un testigo en el panel de instrumentos. Si varios de los dientes están mal colocados se ocasionará el choque de los pistones contra la culata.

¿Cuánta presión deben tener los neumáticos del coche al ir cargado?

Los neumáticos son piezas importantes del vehículo que ameritan cuidado constante. La presión de los neumáticos apta garantiza el equilibrio entre el rendimiento y el consumo de combustible, comodidad al andar y máxima seguridad al frenar. Por ello, es importante que sepas cuánta presión deben tener los neumáticos del coche al ir cargado.

¿Cuál es la presión que deben tener los neumáticos de un coche cargado?

En España, es obligatorio que todo coche nuevo deba tener instalado un sensor de presión de neumáticos (TPMS). Debes tener presente que cada coche, dependiendo de sus características, tiene una recomendación de presión de los neumáticos diferente.

Si un neumático posee una presión que oscile entre los 2 y 2,5 bar, estará en un rango normal. Para determinar cuánto amerita tu vehículo al ir cargado es recomendable que consultes la pegatina de referencia que indica los niveles de presión encomendados por el fabricante. Esta suele estar ubicada en la puerta del conductor o en la tapa del depósito de combustible. Si no es posible ubicar el adhesivo, debes consultar el manual del vehículo.

Cuando el coche está cargado, es común que la presión de los neumáticos del eje delantero sea diferente a la presión de los del eje trasero. Eso también varía de acuerdo al diámetro de la rueda. Recuerda disponer del servicio de un nanómetro para asegurar la presión idónea y no correr los riesgos que implica tener más o menos de la indicada.

Además, ten claro que debes medir la presión antes de emprender la marcha y no durante el viaje.

¿Cuándo cambiar el aceite del coche?

El aceite del motor es fundamental para el rendimiento y funcionamiento mecánico del vehículo. Siendo tan primordiales las funciones que cumple, es importante que sepas cuándo cambiar el aceite del coche. Leer más

¿Cómo detectar si las pastillas de freno del coche se han desgastado?

Las pastillas de freno de un vehículo o motocicleta son elementos vitales al momento de conducir. Son piezas que presentan frecuente desgaste por el uso diario. Por ello, por tu seguridad, es primordial que conozcas cómo detectar si las pastillas de freno del coche se han desgastado. Leer más

,

Significado de los testigos de avería del coche

Los testigos de avería del coche son indicadores que emiten señales sobre el funcionamiento del motor. Estos pictogramas de colores están dispuestos en el panel detrás del volante y su función es tan vital que todo conductor tiene la obligación de conocer su significado.

¿Cuáles son los tipos de testigos de avería del coche?

El tipo de testigos de avería del coche depende del fabricante. No obstante, compartirán color y figura similares, pero su ubicación, tamaño y forma varían. A continuación, enumeramos los testigos de avería de coche más importantes:

  • Sistema de control de gases: indica que el motor está en modo de emergencia y requerirá la asistencia inmediata profesional.
  • Sistemas de precalentamiento (motor diésel): Se puede activar al conectar el encendido, pero pasados unos minutos debería apagarse. En ese momento, se debe girar por completo la llave para encender el motor.
  • Alternador: indica que la batería del vehículo no está cargando.
  • Avería del motor: indica fallo en la gestión del motor, sistemas de inyección, encendido o escape.

También existen testigos de avería que indican la presión de aceite motor, temperatura del líquido refrigerante del motor, los niveles de aceite, y la presión de inflado de los neumáticos, por mencionar algunos muy importantes.

Al encenderse algún testigo de avería lo fundamental es mantener la calma y tener en cuenta el nivel de alerta. Esta está relacionada a los colores rojo para las graves, amarillo para las fallas leves y verde, azul, blanco u otro indica información del vehículo que no se relaciona a ninguna avería.

Los cables de bujías y la importancia de su revisión periódica

Los cables de bujías o de distribución se encargan de unir las bobinas de encendido o el distribuidor con las bujías, garantizando la transmisión de la corriente necesaria para que éstas puedan crear la chispa suficiente para generar la combustión en cada cilindro que permite que el motor del coche pueda funcionar.

Muchas veces se tiende a pensar que los cables de bujías son elementos bastante simples que no requieren mantenimiento o que su vida útil es muy prolongada, sin embargo con el paso del tiempo tienden a deteriorarse afectando el normal funcionamiento del motor del coche, aumentando incluso el consumo de combustible. Leer más

,

Consejos para una correcta limpieza de los cristales del coche

Cuando hablamos de la seguridad al conducir. La limpieza de los cristales del coche suele ser un tema poco mencionado, pero igual de importante que revisar los componentes eléctricos del coche y la presión de aire de las llantas. Por eso, te enseñaremos la manera correcta de limpiar los cristales de tu coche, para que tu campo de visión sea siempre perfecto y no tengas ningún problema al conducir. Leer más

Cómo cuidar el sistema eléctrico de tu coche

El sistema eléctrico de tu coche es una parte fundamental para que pueda funcionar correctamente. Los problemas que derivan del mal estado de las partes eléctricas suelen causar muchos dolores de cabeza y además, pueden resultar muy costoso repararlos. Por eso, teniendo un buen mantenimiento y cuidado podemos prolongar la vida útil de estos componentes y evitar daños que se causan por el descuido.

Cambio de batería

Las baterías de los coches pueden durar hasta 5 años. Pero, en algunos casos el permitir que la batería se descargue puede afectar su durabilidad. Ten en cuenta que si no utilizas mucho el coche debes encender el coche esporádicamente para que la batería cargue. Además, debes fijarte que el voltaje y amperaje de la batería sean los indicados por el fabricante, de esta forma evitarás daños al sistema eléctrico. Siempre que decidas cambiarla, debes hacerlo por una de características iguales.

Lavado del motor

Una práctica que es muy recomendada. Pero lavar un motor no es cosa fácil, los coches mantienen un sistema eléctrico delicado que puede afectado a la hora de lavar el motor. Lo más recomendable es que envíes tu coche a un especialista en lavado de motor para evitar el riesgo.

Utiliza los sistemas eléctricos de tu coche

Los componentes eléctricos pueden averiarse si no se les da uso. Por esto, tenemos que usarlos, al igual que encender el coche para cargar la batería, es bueno encender el aire acondicionado y las luces en tu garaje. Esto para cuando no utilices demasiado el coche, de esta forma evitarás los daños por inactividad.

Prende el motor antes de encender algo

Las luces, el aire acondicionado, el radio y los otros sistemas que consumen energía se alimentan de alternador y están sustentados por la batería. Si los enciendes con el motor apagado, vas a enviar toda la carga a la batería y puedes, incluso descargarla si lo haces por un rato.