Agua o líquido anticongelante para el coche

Usar agua o líquido es una disyuntiva de muchos conductores, pero hay otros que no le dedican tiempo a evaluar el nivel del líquido que se emplea para refrigerar el motor de sus coches. Lo cierto, dedicar unos minutos para mantenerlo en el nivel adecuado evita problemas y averías.

La rutina de revisar al depósito de anticongelante y llevar un recipiente de agua en el coche puede evitar gastos innecesarios y alargar la vida del coche. Para mantener la temperatura ideal del motor, cercana a los 90 grados es necesario garantizar una adecuada refrigeración y comprobar sus depósitos al menos mensualmente.

En ese sentido, cuando el nivel de agua o líquido desciende en exceso entre un mes y otro, es posible que haya alguna fuga en el circuito. Del mismo modo, cuando la temperatura del automóvil sobrepasa los 90 grados hay que aumentar la atención, ya que algo debe andar mal y en algunos casos, es porque no se está empleando el tipo de líquido anticongelante adecuado.

Cuando se emplea agua debe evitarse que la misma sea del grifo, porque su volumen de cal puede afectar al motor e incrementarle las averías. Recomiendan el uso de agua destilada que puede comprarse o simplemente, usarse la que se desprende de un equipo de aire acondicionado.

Ciertos modelos de coches tienen depósitos compatibles con agua y aceptan la presencia de oxígeno. Sin embargo, en otros deben usarse los líquidos sugeridos en sus manuales de uso, porque el agua puede corroer las tuberías metálicas, mangueras y cámaras de algunos motores y les afecta a largo plazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *